Sal Rosada

La Sal Rosada es una sal naturalmente rica en minerales y oligoelementos: calcio, hierro, magnesio y potasio, entre otros, además no contiene conservantes.


El color rosa prueba su contenido en hierro e identifica su procedencia: las profundas capas alimentadas por las infiltraciones minerales del magma.

La sal rosada aporta la energía fotónica del sol, almacenada por años en los cristales de sal y además aporta  minerales en  proceso biológico activos y fácilmente asimilables por las células.

.Mejora el balance electrolítico en los fluidos internos, sobre todo en la sangre.

.Optimiza la asimilación de los nutrientes presentes en nuestro alimento cotidiano.

.Purga el tejido conjuntivo y estimula el drenaje de materias tóxicas

.Mejora el estado de ánimo y brinda mayor plenitud energética.

.Estimula el sistema de defensa de nuestro organismo. Evita la putrefacción intestinal.

.Normaliza los valores de presión arterial.


.Disuelve y elimina los sedimentos que conducen a la formación de arenillas y cálculos.

.Disminuye las molestias generadas por padecimientos artríticos y reumáticos.

.Reduce el deseo por sustancias adictivas.

.Alivia las enfermedades de la piel, provocando limpieza genuina, desde adentro hacia fuera.

.Favorece la eliminación de metales pesados (plomo, mercurio, arsénico, amalgamas dentales, etc.)




Alimentación diaria
La sal rosada pierde las propiedades si es sometida a más de 40º, por lo tanto se agrega al final de la cocción.