Hamburguesas de Cebada y Lentejas

Hamburguesas o medallones vegetales de cebada, lenteja y verduras. Ideales para acompañar con ensalada.





La cebada es un cereal altamente recomendable, dada sus excelentes propiedades terapéuticas y nutricionales.




Ingredientes

Lentejas cocidas, 2 tazas
Cebada cocida, 1 taza
Semillas de girasol, ½ taza
Cebolla, 1
Zanahoria rallada, 1
Semillas de lino, 2 cucharadas
Avena, ½ taza
Agua, ¼ vaso
Sal, pimienta, cúrcuma, tomillo seco, a gusto


Preparación


En primer lugar hidratar en agua caliente las semillas de lino durante 25/30 minutos. Después triturarlas con un mixer.

Los pasos siguientes son:

Cocinar la cebada y reservar. 

Proporción: 1 medida de cebada por 4 de agua
Remojo: 1 hora
Cambiar el agua de remojo y cocinar.



Cocinar las lentejas y hacer una pasta con el mixer o procesadora.
Dorar la cebolla en una cucharada de aceite y rallar la zanahoria.

Teniendo los pasos previos listos, unir todos los ingredientes en un recipiente cómodo para trabajar con las manos. La pasta de lentejas, la cebada, las semillas de lino trituradas, la avena, las semillas de girasol, la zanahoria rallada, la cebolla dorada, la sal, la pimienta, la cúrcuma y el tomillo seco.




 Formar medallones con las manos húmedas. Se pueden conservar en el freezer .
Cocinar en plancha, sartén o en el horno con la placa ligeramente aceitada.




Recetas Cocina Naturista

Agua de Piña o Ananá

El ananá, piña o abacaxi, es una fruta tropical,  tiene vitaminas, minerales, fibra y enzimas que son buenas para el sistema digestivo, lo que ayuda a mantener el peso ideal y una nutrición equilibrada. Además posee un gran contenido de agua.




El color oscuro se lo dió la el azúcar mascabo que utilicé para la preparación.

Ingredientes:

Agua, 2 litros
Cáscaras de 1 ananá, piña o abacaxi
Jugo de limón, gotas

Azúcar integral o azúcar mascabo, a gusto


Preparación:





Pelar el ananá. Colocar el agua en una cacerola junto con las cáscaras, el jugo de limón y el azúcar.


Llevar la cacerola a fuego fuerte hasta que hierva, bajar a fuego suave hasta que las cáscaras estén tiernas y el agua haya tomado el sabor a la fruta.

Dejar enfriar y pasar a una botella para conservar en la heladera.

Servir la bebida fría.






Fuente
La Esquina de las Flores