Milanesas de Avena

Milanesas elaboradas con avena arrollada y verduras, cocidas al horno.
La avena es uno de los cereales más ricos en proteínas, grasas (casi el doble que el trigo), hidratos de carbono, vitamina B1 o tiamina (necesaria para el buen funcionamiento del sistema nervioso) y, en menor proporción, aporta otras vitaminas del grupo B. Así mismo contiene minerales como fósforo, potasio, magnesio, calcio y hierro.





Ingredientes

Avena arrollada, 3 tazas
Agua tibia, 1 taza
Morrón rojo picado, 1/2
Ajo picado y perejil, a gusto
Cebolla de verdeo picada, 1
Cebolla picada, 1/2
Sal
Rebozador o  pan rallado para empanizar


Preparación




Remojar la avena con la taza de agua tibia durante 30 minutos aproximadamente. Si le falta agua a la masa para formar los bollos, agregar un poco más de líquido a cucharadas, para regular mejor  la cantidad de agua.


Agregar las verduras picadas, condimentar con el ajo y perejil picados y salar.


Formar bolitas con las mano húmedas y luego aplastar hasta lograr el tamaño deseado. 


Pasar por el rebozador y colocar en una placa previamente aceitada.




Cocinar en horno caliente, darlas vuelta para que se doren de ambos lados.
Se puede acompañar con ensalada de hojas verdes, semillas y legumbre cocida o también servir cubierta con salsa de tomate natural.




Fuente
Cocina Saludable
Clínica Adventista 

Provenzal, perejil y ajo picados para conservar en aceite

La salsa provenzal preparada con ajo y perejil picado, ideal para conservar en la heladera y poder utilizar en diferentes preparaciones.




Perejil




Ajo





Ingredientes:

Ajo picado
Perejil picado
Aceite de girasol cantidad necesaria

Las cantidades son a gusto de cada uno, con más o menos ajo y la cantidad de perejil que quieran preparar.
El aceite cubre toda la preparación y cada vez que se usa, volver a a cubrir con aceite.





Preparación:



Lavar las hojas de perejil y picar.
Pelar los dientes de ajo que quieran utilizar y picar finamente.



Colocar una cucharada de aceite en una cacerola, calentar y volcar el ajo picado.

Apenas se calienta el ajo, apagar el fuego e incorporar el perejil picado.



Una vez frío colocar la preparación en un frasco limpio y cubrir con aceite.



Cada vez que se retire salsa provenzal del frasco con cuchara, colocar aceite y cubrir toda preparación.



Conservar en la heladera.







Fuente
La Esquina de las Flores